La lactancia, el tabú de la doble moral.

Ahora que estoy experimentando esta etapa llamada lactancia que para ser honesta, no me causaba nadita de ternura ni gracia, pero al final se que es el mejor alimento para mi hijo, lo asimile y hasta lo disfruto, pero lo que no disfruto para nada es saber que en pleno siglo XXI el alimentar a tu hijo en un lugar público sea un tabú y se convierta en motivo de humillaciones, (por eso los aliens no nos visitan :P) pues a quien le gustaría ir a comer a un baño, que le tapen la cara para que nadie lo vea o bien estarse escondiendo.

Primeriza, pero soy tu madre.

Fue un 27 de marzo del 2016, que me entere de algo que definitivamente no estaba en mis planes: Ser madre, pues si efectivamente la noticia me dio en la madre, en todos los aspectos, fue como mezclar todos los sentimientos que hay en mi en una licuadora y tomarlos de sorbo en sorbo. Ese domingo llore, me reí, pensé hasta en que Universidad irías. No le dije nada a los futuros abuelos (mis padres) por el temor quizá a que reaccionaran de una manera negativa, si ya se, con 30 años, solo podrían decir ¡Ya era hora!, pero bueno, me sentía muy vulnerable.

En toda esa semana que espere a decirle a mis padres y a toda la familia, Fabián y yo seguíamos sin creerlo, yo en algún momento pensé: Seguramente esto es una broma y ya mañana todo será risas………… Pues no, llego el momento de decirle a mis padres que serían abuelos, su reacción me tomo por sorpresa pues entre risas y llantos me abrazaron deseándome lo mejor en esta nueva etapa de mi vida.

Total que a las primeras semanas me mostraba incrédula y algo fría por así decirlo, seguía sin caerme el veinte hasta que por primera vez te vi eras tan pequeño, yo te llame mi pequeño alíen ( por que para ser sinceros eso parecías) fue allí donde entendí muchas cosas sobre mi madre, mi abuela, tías, primas y amigas. Si bien a sido un embarazo algo tranquilo, no dejas de manifestarte en un bochorno, una nausea o esos antojos de chamoy que me dan cada 30 minutos, ese sueño que parece que no tiene fin, pero que es en la forma que tu me demuestras que estas allí y que todo vale la pena.

Han transcurrido casi 15 semanas y me dio por abrir este blog tan personal, tan diferente a todo lo que he hecho, y la razón de hacerlo es que algún día lo puedas ver, que sepas que cambiaste mi mundo de una manera espectacular y diferente, que tu papá esta tan emocionado de verte, que si bien es el hombre mas inexpresivo del mundo, noto en sus ojos la alegría, la emoción y el amor que te tiene, aunque no te tenemos aún en nuestros brazos, ya estas en nuestros corazones y pensamientos desde aquel 27 de marzo.

Platicamos  que sería lo mejor para ti y coincidimos tanto en hacer de ti una excelente persona, que seas comprensiv@, humano en todos los aspectos, que seas agradecid@, compartid@, que conforme pase el tiempo luches por lo que representas, por tus ideales y por lo que quieres ser en la vida, que sabemos no será nada fácil, que es cuestión de paciencia, que tendremos que cambiar muchos hábitos para que tu tengas los mejores cimientos como ser humano y recuerda siempre que al final del día vamos a estar contigo para apoyarte y amarte…..
Esta historia todavía no termina pero te agradezco tanto por hacerme cambiar emocionalmente en muchos aspectos, no tengo la menor duda que te convertiste en lo mejor que el mundo me pudo dar, además de tu papá. ¡Te amo mi bebesin de chamoy!